Polvo de Paloma

El señor que limpió los cristales de una de las estaciones de tranvía de Heidelberg ese día,  no sabía que se iba a convertir en un artista, capaz de pintar con palomas y plasmar el momento de su vuelo. Como una instantánea impresa sobre cristal.

La paloma que esa mañana volaba por la calle ancha donde se encuentra la estación, no sabía que se iba a convertir en pincel, que el polvo de su plumaje iba a pasar al lienzo de cristal.

A los dos les dolió de alguna forma este hecho. Al señor que limpia los cristales le jodió tener que volver a limpiar el cristal, y a la paloma, bueno, no sabemos siquiera si sobrevivió…

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s